logo
logo

Jerarquías

08, febrero 2010

Hay una persona en el lugar donde trabajo que tiene ciertos problemas con el uso de poder. Siendo jefa de un departamento, es raro que a cada miembro de su equipo de trabajo le ha levantado actas administrativas, mientras que en otros departamentos donde hay personas que tienen casi hasta 20 años no cuentan con un solo registro de tal tipo. Esta persona usa ese poder para amedrentar a sus trabajadores, al parecer le funciona. Lo increible es que pareciera que nadie hace nada al respecto. Todos piensan o tienen una imagen de ella, por que cabe aclarar que es mujer, como una persona dulce, tranquila y siempre sonriente.
Hoy hubo un incidente, donde ella sin fundamentos de ningun tipo hizo que movieran de área a una de sus subordinadas. Esto sin duda fue por motivos personales, quiza a esta persona no le agrada el profesionalismo, la actitud servicial, la buena disposición, el buen trabajo realizado, los constantes halagos hacia el desempeño de las actividades o quizá no se agrada la voz o la forma de vestir de su subordinada e inventa una sarta de excusas hasta risibles, involucrando a personal de otras áreas para justificar sus miedos a quizá ser suplantada, por el pobre trabajo que realiza, por cualquiera de sus subordinados.
Al querer indagar un poco sobre que es lo procedente en este tipo de casos, sólo obtengo respuestas que son por demás frustrantes: El que hayan reubicado a tal o tal persona por motivos personales (leáse porque me disgusta tu forma de reír, porque pienso que eres una pesada) es totalmente justificado dentro de dicha institución, esto pues para no hacer el problema mayor -como me lo hizo notar uno de los subdirectoresñ es decir, olvidems que vamos a ese lugar a trabajar, no señor, vamos a ver si podemos agradarle a las personas para poder conservar nuestro trabajo y agachar la cabeza todo el tiempo. Lo que leo por debajo de lineas, además de lo evidente, es forzar a esta persona a que renuncié, así ahorrarse unos pesos que tendrían que pagar por el finiquito que le correspondería en caso de ser despedida. Lo que es grave a final de cuentas es que no puedes recurrir a nadie en este tipo de situaciones, nadie apoya al trabajador, nadie escucha a una persona con un rango menor, aún cuando haya testigos del mal trato. Todo es problema o responsabilidad de alguien más y nadie puede actuar. Dejémonos de ver todo de una manera vertical y optemos por algo horizontal, donde todos somos iguales y todos contribuimos para el buen funcionamiento del trabajo que realizamos…

2 respuestas a “Jerarquías”

  1. serena dice:

    ash Pupilo en estos casos es cuando uno recurre a la magia o a la justicia divina <3..jjjiji

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *